¿Has pensado en casarte en invierno? Te contamos 6 beneficios

Cada vez son más las parejas que se animan a casarse en invierno. Entre otras razones, porque esta época del año permite realizar una boda con un encanto especial, muy diferente a las típicas ceremonias de primavera o verano. Te contamos 6 beneficios:


#1. Ventajas económicas de casarse en invierno

En invierno es más barato casarse. La mayoría de los hoteles, fincas y restaurantes realizan ofertas especiales en esta época del año. La temporada baja suele ofrecer descuentos para todas las bodas que se celebren entre los meses de noviembre y mayo, además de tarifas especiales que se pueden aprovechar en alojamiento y desayuno para invitados, en caso de que tus asistentes tengan que pasar la noche en la ciudad en la que celebres tu boda.


Los proveedores tienen menos carga de trabajo y esto supondrá un ahorro bastante grande.



#2. Decoración muy especial

Una boda en esta época del año será, por lo general, una boda en interior, que invitará a buscar una decoración cálida, alejada del colorido propio de las celebraciones primaverales y estivales. Podrás dar prioridad a materiales tan decorativos como la madera o el corcho, y las plantas invernales como el acebo tendrán mayor protagonismo. El blanco, el dorado, los tonos ocres combinados con verde y rojo apagado, te permitirán obtener resultados espectaculares y crear un ambiente muy acogedor.



#3. Disponibilidad máxima

De proveedores, de fechas… Es lo que tiene escoger la temporada del año menos demandada. No tendrás problemas para elegir la fecha que mejor os vaya y podrás decidir entre muchas más fincas, restaurantes, hoteles, iglesias, fotógrafos y la música… porque tendrán menos trabajo en esta época.



 

AGENDA ABIERTA

ROJAN CELLOS 2022

Músicos especialistas en bodas & conciertos con 8 años de experiencia con una sola misión "hacer tu boda soñada una realidad" en Tijuana, Baja California, México y donde lo necesites 😍🎻🎻


Cotizar aquí.




 


#4. Menos ensaladas y más platos elaborados

Casarse en invierno permite apostar por platos más completos y elaborados. No estarás tan limitada como en verano, que parece que solo apetecen cosas frescas y ligeras como ensaladas y sorbetes. Y, ¿por qué no sorprender a tus invitados con un chocolate caliente con churros? A tus invitados les encantará este detalle tan goloso.


#5. El calor no será impedimento

Y todos los invitados lo agradecerán, pero especialmente los hombres ¡y el novio!, con sus trajes de chaqueta, chalecos, corbatas o pajaritas… Además, tu maquillaje y el de las invitadas permanecerán intactos sin necesidad de retoques continuos, como suele ocurrir cuando aprieta el calor.





#6. Viajar es más barato

Las agencias de viajes lanzan ofertas mucho más competitivas durante estos meses, al ser temporada baja. Es el momento perfecto para disfrutar de destinos mágicos en invierno, como Islandia o Laponia, pero también para viajar al Caribe, por ejemplo, y regresar de golpe al verano.

31 visualizaciones